¿Cuál es la conexión entre el SII y el sueño?

Uno de cada tres estadounidenses vive con síndrome del intestino irritable (SII), una afección que incluye experiencias tan desafiantes y que interrumpen el sueño como dolor de estómago, calambres y diarrea o estreñimiento.o ambos. También puede implicar fatiga, depresión, dolores de cabeza y dolores de espalda.

El SII no tiene cura. El tratamiento consiste principalmente en controlar los síntomas y evitar los desencadenantes.como estrés, infecciones gastrointestinales, bacterias intestinales desequilibradas (disbiosis) y ciertos alimentos que pueden desencadenar síntomas.

El SII también puede causar estragos en el sueño. Aunque los trastornos del sueño no se consideran oficialmente entre los criterios de diagnóstico del SII, un estudio encontró que alrededor del 37,6 por ciento de las personas con SII también padecen trastornos del sueño.

Otro estudio encontró que hasta el 50 por ciento de las personas diagnosticadas se ven afectadas por trastornos del sueño. Según un estudio de adolescentes con SII, el 53,1 por ciento de los 113 sujetos del estudio experimentaron trastornos del sueño.

En este artículo, entraremos en detalles sobre la relación entre el SII y el sueño y ofreceremos consejos para dormir mejor con SII, si lo padece.

Índice
  1. SII y sueño: ¿cuál es la conexión?
  2. SII y otras afecciones que afectan el sueño
  3. Cómo dormir mejor con SII
  4. Preguntas frecuentes

SII y sueño: ¿cuál es la conexión?

Aunque la investigación sobre la conexión entre los problemas del sueño y el sistema gastrointestinal es limitada, el SII se ha relacionado con una mala calidad del sueño y alteraciones significativas del mismo.

La mitad de los que padecen SII, especialmente las mujeresexperimentar insomnio. En un círculo vicioso, quienes duermen mal pueden tener síntomas de SII aún peores al día siguiente.

"Dormir mal es común en el síndrome del intestino irritable", dice Amy Archer, RDN, propietaria de Wellness RD, LLC. "Y cuando alguien duerme mal, se correlaciona con el dolor del SII".

Es más, dice Nancy Mitchell, RN, escritora colaboradora de Assisted Living, “el sueño está conectado con el sistema inmunológico y es esencial para una recuperación interna adecuada. Como tal, la falta de sueño contribuye a una mayor inflamación en el revestimiento del intestino, lo que tiende a exacerbar los síntomas del SII”.

Una encuesta realizada a estudiantes universitarios holandeses relacionó el dolor del síndrome del intestino irritable con la tardanza en conciliar el sueño, la calidad percibida del sueño y más despertares nocturnos. El dolor superó con creces a los síntomas de estreñimiento y diarrea como el factor más influyente que afecta el sueño.

SII y otras afecciones que afectan el sueño

Además del dolor del SII, otras afecciones que van de la mano con el SII también pueden afectar el sueño. Estas condiciones pueden incluir:

  • Apnea del sueño: Este trastorno del sueño afecta aproximadamente al 20 por ciento de la población. Puede interrumpir los patrones de sueño y reducir la calidad del sueño. Los síntomas incluyen ronquidos y episodios temporales de interrupción de la respiración. Según la Fundación Internacional para los Trastornos Gastrointestinales, las personas con apnea del sueño tienen más probabilidades de tener SII que aquellas sin apnea del sueño.
  • Dolor crónico: Una encuesta nacional realizada en 2021 encontró que el 63 por ciento de las personas con SII tienen dolor crónico de espalda o cuello además del dolor intestinal que padecen debido al SII. El sueño puede ser menos reparador porque su cuerpo se concentra en las fuentes del dolor en lugar de quedarse dormido.
  • Ansiedad: Según la encuesta, alrededor del 37 por ciento de las personas con SII también tienen una afección relacionada con la ansiedad. Las personas con ansiedad suelen tener niveles más altos de cortisol, la hormona del estrés, en su cuerpo. El cortisol es lo que te despierta por la mañana, pero tener niveles altos cuando intentas dormir puede dificultar que te relajes por completo y duermas.
  • Trastornos del estado de ánimo: La misma encuesta encontró que más de una de cada cuatro personas con SII también vive con un trastorno del estado de ánimo, como depresión y trastorno bipolar. También conocidos como trastornos afectivos, los trastornos del estado de ánimo pueden afectar la forma en que el cerebro se mueve a través de las fases del sueño, una razón por la que los problemas del sueño se consideran características de estas afecciones de salud mental.

Cómo dormir mejor con SII

Afortunadamente, puedes mejorar tu sueño y los síntomas del SII con algunos cambios en tu estilo de vida. Si el SII le está robando el sueño que necesita, comience con estas sugerencias:

  • Evite la cafeína antes de acostarse: La cafeína es un estimulante, no lo que necesitas para dormir. Puede permanecer en su sistema durante muchas horas después de tomar café o una bebida energética. La cafeína también puede estimular los intestinos y provocar diarrea. Un estudio de 2021 encontró que las personas que consumían más de 106,5 mg de cafeína al día tenían un 47 por ciento más de posibilidades de desarrollar síntomas de SII que aquellas que consumían menos cafeína.
  • Aumentar la ingesta de fibra: Un gran estudio nacional vinculó la ingesta de fibra con la duración del sueño. Los adultos que informaron una cantidad de sueño "normal" (siete a ocho horas) consumieron 16,6 g de fibra por día, en comparación con aquellos que informaron dormir menos de cinco horas al día y consumieron sólo 13,2 g de fibra por día. La fibra también puede ayudar a mejorar los síntomas del estreñimiento del SII, ya que la fibra soluble ayuda a mantener el movimiento a través de los intestinos.
  • Cree un ambiente confortable para dormir: Archer dice que las estrategias que pueden mejorar su entorno de sueño incluyen limitar el tiempo frente a la pantalla antes de acostarse o usar anteojos que bloqueen la luz azul y dormir en una habitación fresca. También querrás optimizar tu área de descanso con ropa de cama cómoda, “ruido blanco” para bloquear los sonidos que distraen y cortinas opacas para mantener la habitación a oscuras.
  • Haz ejercicios suaves como el yoga: "Priorice el ejercicio", dice el investigador del sueño Jeff Kahn, cofundador de Aumento de la ciencia. Puede ayudar con la motilidad del colon, fortalecer el reloj circadiano y dormir lo suficiente y de forma saludable.
  • Considere tomar melatonina: Las investigaciones sugieren que tomar 3 mg de melatonina antes de acostarse puede mejorar el dolor abdominal del SII. Los científicos creen que la razón es que la melatonina afecta el funcionamiento intestinal al mover las heces a un ritmo uniforme, reducir la inflamación en el colon y suprimir las señales de dolor de los nervios del intestino. Por supuesto, es mejor hablar con un profesional de la salud antes de agregar suplementos de melatonina a su dieta, aunque generalmente se consideran seguros.
  • Trabaje con su médico para encontrar un plan de tratamiento que funcione para usted: Asegúrese de comentar con su proveedor de atención médica cualquier síntoma del SII que afecte su sueño. Deberá ser proactivo al respecto porque no todos los proveedores preguntan a los pacientes con trastornos intestinales funcionales, como el síndrome del intestino irritable, sobre los trastornos del sueño, y es posible que muchos pacientes tampoco se lo mencionen a su proveedor.

Preguntas frecuentes

¿Puede el SII causar problemas para dormir?

Sí, porque el dolor abdominal y las irregularidades intestinales relacionadas con el SII pueden impedirle conciliar el sueño o permanecer dormido.

¿El SII empeora con la falta de sueño?

Existe un círculo vicioso por el cual el SII puede causar insomnio e interrumpir la capacidad de dormir bien, solo para empeorar los síntomas abdominales y la ansiedad y el cansancio relacionados al día siguiente debido a la falta de sueño.

¿Pueden los síntomas del SII despertarte por la noche?

Sí, porque los nervios del intestino pueden causar dolor porque son provocados por el movimiento desigual de las heces que pasan a lo largo del tracto.

¿Cómo debes dormir cuando tienes SII?

En una palabra, deliberadamente. Como sabe que el SII puede privarle del sueño que necesita, puede tomar medidas como las sugeridas anteriormente para asegurarse de que el SII no interrumpa su sueño.

Estos incluyen hacer los cambios necesarios en la dieta, mantener un horario de sueño regular, evitar estimulantes que interrumpen el sueño como la cafeína y hacer ejercicio para ayudar a estimular saludablemente el tracto digestivo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir
🍪 Usamos cookies para asegurar que te damos la mejor experiencia en nuestra web. Más Información   
Privacidad