Mala circulación síntomas causas y que debes tomar

Los tratamientos naturales para la mala circulación son el uso de tés diuréticos, como té verde o té de perejil, beber más líquidos durante el día o disminuir el consumo de sal. Asimismo, una de las mejores formas de aliviar la mala circulación es simplemente mover las piernas y los brazos durante el día, con el objetivo de facilitar la circulación de la sangre y evitar la acumulación de líquidos que pueden causar hinchazón. 

La mala circulación puede surgir por un proceso natural de envejecimiento del cuerpo, pero también puede ocurrir por afecciones como la enfermedad arterial periférica, diabetes, obesidad o tabaquismo, pudiendo tener como principales síntomas hinchazón de las piernas; manos y pies fríos, y calambres, por ejemplo

La principal forma de identificar la mala circulación en las piernas es por medio de los síntomas, siendo los más característicos:

  1. Piel fría, seca o escamosa;
  2. Comezón en las piernas;
  3. Manchas rojas en las piernas;
  4. Presencias de pequeños vasos o varices;
  5. Tobillos y pies hinchados;
  6. Coloración pálida o azulada en las zonas de mala circulación:
  7. Calambres en las piernas;
  8. Sensación de hormigueo, pinchazos o adormecimiento en las piernas;
  9. Ausencia de vellos en las piernas;
  10. Grietas en los talones.

Los síntomas normalmente empeoran al final del día, principalmente cuando la persona permaneció mucho tiempo de pie, pero también puede suceder con mayor intensidad durante el ciclo menstrual, en períodos de día con mucho calor o cuando se utiliza tacones o sandalias planas.

También te puede interesar leer:

¿HORMIGUEO O ARDOR EN LOS PIES?

¿QUÉ DICE EL COLOR DE LA ORINA SOBRE TU SALUD?

Jugos naturales para eliminar los parásitos

Principales causas

La mala circulación en las piernas y en los pies puede suceder como consecuencia de diversas situaciones, siendo las principales:

  • Embarazo, ya que durante la gestación el organismo de la mujer produce más líquido para mantener la irrigación de la placenta, lo que dificulta el trabajo de las venas. Además, durante el embarazo hay producción de la hormona relaxina, que provoca la dilatación de las venas, dificultando el retorno de la sangre al corazón;
  • Aterosclerosis, ya que debido a la presencia de placas de grasa en el interior de las arterias, la sangre no puede circular de forma correcta, resultando en la manifestación de síntomas de mala circulación;
  • Exceso de peso y sedentarismo, una vez que la circulación sanguínea en el organismo puede verse comprometida y el retorno venoso se vuelve más difícil, pudiendo hacer que las piernas estén más hinchadas y cansadas;
  • Envejecimiento, debido a que también los vasos sanguíneos envejecen de forma natural, lo cual puede interferir en la circulación y llevar al surgimiento de síntomas de mala circulación;
  • Uso de anticonceptivos, debido a la cantidad de hormonas presentes en ellos, puede haber un mayor riesgo de formación de trombos en algunas mujeres, pudiendo interferir directamente en la circulación;
  • Permanecer mucho tiempo de pie, sentado o con las piernas cruzadas debido al trabajo o viajes largos, por ejemplo, ya que puede hacer más difícil el retorno de la sangre hacia el corazón, 
  • Enfermedades crónicas, como hipertensión y diabetes, pueden tener también como consecuencia una mala circulación, principalmente cuando no son tratadas correctamente.

Es importante que la causa de la mala circulación sea identificada, ya que de esta forma el médico puede indicar algunas formas de tratar y aliviar los síntomas para evitar que surjan complicaciones, como formación de úlceras o amputación del pie, por ejemplo. 

Entre las opciones de tratamiento natural para la mala circulación se incluyen las siguientes:

1. Tomar um té diurético

Los tés diuréticos como el té verde, el té de perejil o el té de cola de caballo, por ejemplo, poseen propiedades diuréticas naturales y sustancias como flavonoides, minerales, como el potasio, y cafeína, que tienen propiedades antioxidantes y antiinflamatorias, lo que mejora la mala circulación y ayuda a eliminar el exceso de líquido que causa hinchazón de las manos, las piernas y los pies, por ejemplo. 

Para obtener los beneficios de los tés diuréticos, se debe escoger uno de los tés y beberlo a lo largo del día. 

Como preparar un té diurético

1. Té de perejil

El té de perejil es uno de los remedios caseros más populares para ayudar en la retención de líquidos y, de hecho, estudios realizados en animales con esta planta demostraron que es capaz de aumentar la cantidad de orina producida

Además, el perejil contiene flavonoides que, de acuerdo a otro estudio , son compuestos capaces de acoplarse a los receptores de adenosina A1, disminuyendo la acción de esa sustancia y aumentando la producción de orina

Ingredientes

  • 1 ramo o 15 g de perejil fresco con tallo;
  • 1/4 de limón;
  • 250 ml de agua hirviendo.

Modo de preparación

Lavar y picar el perejil. Después, añadirlo al agua y dejar reposar durante 5 a 10 minutos. Finalmente, colar, dejar entibiar y beber varias veces al día.

Idealmente el té de perejil no debe utilizarse por embarazadas, ni por personas que estén bajo tratamiento con anticoagulantes u otros diuréticos.

2. Té de diente de león

El diente de león es otra planta popular que sirve para aumentar la producción de orina y eliminar la retención de líquidos. Esta planta funciona como diurético natural ya que es rica en potasio, un tipo de mineral que actúa en los riñones aumentando la producción de orina.

Ingredientes

  • 15 g de hojas y raíces de diente le león;
  • 250 ml de agua hirviendo.

Modo de preparación

Añadir el agua hirviendo en una taza y posteriormente colocar las raíces y dejar reposar durante 10 minutos. Colar y beber de 2 a 3 veces al día. Debe evitarse el uso de esta planta durante el embarazo, así como en personas con problemas en los ductos biliares u oclusión intestinal.

2. Disminuir el consumo de sal

La ingesta de grandes cantidades de sal en la alimentación puede dificultar la circulación sanguínea, pues la sal contiene mucho sodio, el cual retiene el agua, por lo que si se posee en grandes cantidades en el cuerpo, aumenta la retención de líquidos, ocasionando el surgimiento de hinchazón en las piernas, los pies, los tobillos, los brazos y las manos. 

Una buena manera de disminuir su consumo es usar sal con bajo contenido de sodio, evitar añadirla en las comidas o usar hierbas aromáticas para sustituirla. 

3. Usar pimienta de cayena

Una excelente estrategia para mejorar la mala circulación es emplear pimienta de cayena, conocida también como chile en polvo o pimienta roja, que es rica en capsaicina, una sustancia que mejora el flujo sanguíneo hacia los tejidos, reduce la presión sanguínea y estimula la liberación de óxido nítrico, responsable por dilatar los vasos sanguíneos, lo que hace que la sangre fluya de forma más fácil por las venas y arterias. 

Ciertos estudios muestran que el aumento de la ingesta de pimienta de cayena mejora la circulación y la resistencia de los vasos sanguíneos y, además, reduce la acumulación de placas de grasa en las arterias. 

Una buena forma de usar la pimienta de cayena es añadir una pizca en un litro de agua e ir bebiendo durante el día, teniendo cuidado de no colocarla en exceso, pues la bebida puede quedar muy picante. Otra opción es adicionar 1 cucharadita de pimienta de cayena en polvo en 1 litro de aceite de oliva y usar esta mezcla para aderezar ensaladas. 

4. Beber más líquidos

La ingesta de líquidos durante el día puede ayudar a mejorar y a prevenir la mala circulación, pues cuando el cuerpo no está lo suficientemente hidratado, la sangre no circula de forma adecuada, pudiendo causar retención de líquidos e hinchazón de las piernas, los pies o las manos. 

Por esta razón, es importante tomar al menos de 8 a 10 vasos de agua al día o jugo con frutas que ayuden a mejorar la circulación sanguínea.

Spread the love

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver más

  • Responsable: Geraldo Terrero.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a Banahosting.com que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad
A %d blogueros les gusta esto: