VIH SIDA, todo lo que debes saber. Síntomas, causas, tratamientos y remedios caseros

El SIDA, o mejor conocido como síndrome de inmunodeficiencia adquirida, es una infección crónica muy peligrosa que puede poner en riesgo tu vida. Esta es provocada por el virus de inmunodeficiencia humana (VIH), lo que genera daños en tu sistema inmunitario, interfiriendo con la capacidad que tiene tu cuerpo para luchar contra esta infección.

VIH SIDA, todo lo que debemos saber.

VIH

El VIH, es una infección de transmisión sexual, es decir, que se da por medio de relaciones sexuales sin protección con una persona contagiada. Sin embargo, esta también puede transmitirse por el contacto con la sangre infectada, bien sea a través de inyectadoras u hojillas ya utilizadas por una persona infectada, o en varios casos, de madre a hijo en el proceso de embarazo, ya sea el parto o la lactancia.

Una vez que te contagias, el virus permanecerá en tu cuerpo de por vida. Actualmente no existe una cura definitiva para esta enfermedad, pero si hay diversos tipos de medicamentos que hacen que tengas una mejor defensa contra ello. Esto es muy importante, dado que con ello las personas se pueden mantener sanas y así reducir el riesgo de contagio hacia otras personas.

Ver video

Tambien te podría interesar leer:

Síntomas de una persona que tiene hígado graso

¿POR QUÉ TENGO TANTO SUEÑO? CAUSAS Y SOLUCIONES

Beneficios de comer 3 huevos cocidos antes de dormir

Ahora bien, muchos de los tratamientos y medicamentos para prevenir el SIDA y combatir contra el VIH suelen ser un tanto costosos. Por eso, en este artículo conocerás todos y cada uno de los remedios naturales que te pueden ayudar con tu problema, además de informarte mucho más claro sobre todo lo que abarca esta enfermedad.

Síntomas del VIH.

Normalmente el inicio de los síntomas de infección por VIH suelen ser síntomas similares a la gripe, como lo pueden ser:

  • Fiebre.
  • Escalofríos.
  • Dolores musculares.
  • Dolor de cabeza
  • Diarrea.
  • Fatiga.
  • Dolores de garganta.
  • Sarpullido.
  • Mucho sudor al dormir.

Todos estos síntomas, entre muchos otros, pueden aparecer y desaparecer en un plazo de dos a cuatro semanas. A esta se le conoce como infección primaria o VIH agudo.

A medida que el virus continúa esparciéndose y destruyendo las células inmunológicas, las cuales son las que ayudan a que tu cuerpo combata todos los gérmenes, puedes presentar infecciones leves o síntomas crónicos parecidos a los mencionados anteriormente, como lo son:

  • Fiebre.
  • Fatiga.
  • Diarrea.
  • Ganglios inflamados, los cuales son uno de los primeros signos de infección por VIH.
  • Herpes.
  • Neumonía.
  • Candidiasis vaginal oral.

A todo esto, se le conoce como infección por el VIH sintomática, dado que presentas los síntomas más claros del mismo.

Por otro lado, existe una fase que es en cuando el VIH pasa a convertirse en SIDA, esta se puede dar entre unos 8 y 10 años, sin embargo, con diversos tratamientos este proceso puede evitarse. Si se da el caso de que aparezca el SIDA, es porque hay un daño grave en el sistema inmunitario. Los síntomas que se pueden presentar son los siguientes, cabe destacar que pueden ser los mismos que ya se mencionaron, sólo que en este caso es una infección mucho mayor y riesgosa:

  • Fiebre recurrente.
  • Pérdida de peso.
  • Debilidad.
  • Fatiga persistente.
  • Ganglios linfáticos inflamados.
  • Diarrea crónica.
  • Escalofríos.
  • Sudores.
  • Erupciones cutáneas o bultos.

Todos y cada uno de estos síntomas pueden presentarse en tu cuerpo si estas infectado de VIH, lo cual es importante que siempre lo tengas bien en cuenta.

Causas del VIH.

El VIH puede encontrarse en muchos lados, bien sea en el semen, los fluidos vaginales, la sangre, el moco anal, hasta en la leche humana. Este puede entrar en tu cuerpo por medio de algún corte o herida en tu piel, y también como es más común, por medio de las membranas mucosas, ya sea, el interior de la vagina, la abertura del pene y el recto.

Las causas del VIH son las siguientes:

  • Tener sexo, ya sea vaginal o anal, sin protección.
  • Tener heridas o ampollas abiertas que entren en contacto con sangre, semen o fluidos vaginales que estén infectados.
  • Que te pinchen con alguna aguja que tenga sangre de una persona contagiada por VIH.
  • Compartir agujas o jeringas con las que te puedas inyectar drogas o hacer algún tatuaje o perforación.

Remedios naturales para combatir el VIH.

Con todo lo que has aprendido hasta ahora sobre el VIH, es momento de que te informes sobres los remedios naturales que puedes elaborar para combatir contra esta enfermedad. Todos y cada uno de ellos son mencionados a continuación:

Propóleos. Este es un material producido por las abejas y con el que puedes controlar la infección, dado que el mismo contiene propiedades antibióticas.

Ginseng. Esta planta es buena para el VIH, ya que previene las infecciones oportunistas, fortalece el sistema inmunológico y eleva la producción de anticuerpos.

Espirulina. Esta contiene enormes propiedades antivirales y su extracto incide directamente en la etapa temprana de la reproducción del VIH en el cuerpo.

Ajo. Aunque no lo creas, el ajo puede ser un buen aliado para combatir el VIH. Puedes preparar una infusión y aplicarlo en tu dieta de alimentos, también puedes siempre añadirle por lo menos 5 dientes de ajo al día a tus comidas.

Equinácea. Esta estimula en gran medida la producción de glóbulos blancos y combate diversas infecciones, sin embargo, debes de consultar antes con tu médico para su consumo.

Para finalizar, esperamos que con toda esta información que te hemos proporcionado sobre el VIH, puedas evitar la propagación del mismo, así como también tengas mejor grado de conciencia y te cuides tu mismo. Bien sea previniendo o aplicando algunos de los remedios naturales para combatir esta infección.

Spread the love

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable: Geraldo Terrero.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a Banahosting.com que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad
A %d blogueros les gusta esto: